LA CORDURA SEÑAL QUE TE AMAS

LA CORDURA SEÑAL QUE TE AMAS

PROVERBIOS 19:8 “El que adquiere cordura a sí mismo se ama, y el que retiene el discernimiento prospera”.

La mejor manera de explicar lo que significa cordura es diciendo que CORDURA es todo lo contrario de locura; es decir, una persona cuerda es una persona que no está loca o que no actúa locamente. Sinónimos de CORDURA son PRUDENCIA, SENSATEZ, JUICIO, BUEN SESO, DISCRECIÓN y TACTO.

CORDURA esta palabra que nos viene del latín y cuya raíz es la palabra cordis, es decir, corazón.

LA CORDURA no es algo que se dictamina o se decreta. No es algo que se decide de manera autónoma. Y aunque todos estamos interesados en poseerla, no podemos levantarnos una mañana y decir «De ahora en adelante voy a ser una persona cuerda».

SIN LA CORDURA no seremos prudente, sensatos y sin juicios continuamente vamos a terminar ofendiendo y en muchas ocasiones no podremos remediar lo que hicimos.

Seamos CUERDO y antes de hablar pensemos detenidamente lo que vamos a decir y no sea que después sea demasiado tarde.

LA CORDURA, al igual que el discernimiento, es un don de Dios y es compañera fiel de la sabiduría. Donde está una, también está la otra.

LA CORDURA, también conocida como prudencia, se obtiene de lo alto al escuchar y aplicar la palabra de Dios a nuestra vida. Recordemos las palabras de nuestro Señor Jesucristo cuando dijo: «Por tanto, todo el que oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca.»

LA HISTORIA DEL PAPEL ARRUGADO,

Dijo Mi carácter sin cordura e impulsivo, que me hacía reventar en cólera a la menor provocación.

La mayor parte de las veces, después de uno de estos incidentes, me sentía avergonzado y me esforzaba por consolar a quien había dañado.

Un día mi consejero, quien me vio dando excusas después de una explosión de ira, me entregó un papel liso. Y entonces me dijo: Comprímelo, Asombrado, obedecí e hice una bola con él papel.

Luego me dijo: Ahora déjalo como estaba antes. Por supuesto que no pude dejarlo como estaba. Por más que traté, el papel quedó lleno de arrugas.

Entonces mi consejero hablo: “El corazón de las personas es como ese papel.

 

La impresión que dejas en ese corazón que lastimaste, será tan difícil de borrar como esas arrugas en el papel. “Aunque intentemos enmendar el error, ya estará “marcado”.

Por impulso no nos controlamos y sin pensar arrojamos palabras llenas de odio y rencor, y luego, cuando pensamos en ello, nos arrepentimos.

Pero no podemos dar marcha atrás, no podemos borrar lo que quedó grabado. Y lo más triste es que dejamos “arrugas” en muchos corazones.

Desde hoy, se más compresivo y más paciente, pero en especial aprende a dejar el orgullo a un lado y haz como haría un valiente, Pide perdón y reconoce tu error. Cuando sientas ganas de estallar recuerda “El papel arrugado”.

PROVERBIOS 12:18 “Hay quienes hablan como dando estocadas de espada: Mas la lengua de los sabios es medicina.”

PROVERBIOS 19:11 “La cordura del hombre detiene su furor; Y su honra es disimular la ofensa.”

PROVERBIOS 15:1 “La blanda respuesta quita la ira: Mas la palabra áspera hace subir el furor.”

PROVERBIOS 10:14 “Los sabios guardan la sabiduría: Mas la boca del loco es calamidad cercana.

Te deseo que tengas un excelente y bendecido día con mucho aprecio y afecto javier.alor@outlook.com

UN FAVOR PUEDES ENVIAR UN COMENTARIO SI ESTA PALABRA FUE DE BENDICIÓN.

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/721

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.