TU CONFIANZA EN DIOS, TE DARÁ LA VICTORIA

TU CONFIANZA EN DIOS, TE DARÁ LA VICTORIA

La fe y la confianza en Dios proporcionan una sensación de descanso físico, satisfacción del alma y tranquilidad y bienestar espirituales.

¡Si sabes que Dios te ama, sabes que todo saldrá bien y que Él cuidará de todo! Y así puedes tener tranquilidad de espíritu y descansar en el Señor.

¡Pero las preocupaciones pueden matarte! La Biblia nos dice: 1 JUAN 4:18 “El temor lleva en sí castigo”

¡Y es muy cierto! ¡El miedo es mortal! ¡Las preocupaciones pueden llegar a ponerte enfermo, puedes morirte de angustia!

Por eso la fe en Cristo y en Su Palabra es el mejor remedio que hay. La fe es lo contrario del miedo, y si se tiene fe, no se puede tener miedo. Se tiene lo uno o lo otro, y cuando el temor sustituye a la fe, aparecen los problemas.

Pero si te aferras al Señor y a Su Palabra, y reemplazas el temor con fe, ¡entonces sí que encontrarás soluciones!

Confía plenamente en Dios; Él nunca falla, y si de verdad confías en Él, te ayudará a salir del apuro y de tu aflicción.

DAVID dijo en el SALMOS 34:4 “Busqué al Señor, y Él me oyó, y me libró de todos mis temores”

A través de toda la Biblia el mensaje fundamental que encontramos es que DIOS salva. No es que DIOS evita el sufrimiento, los problemas, el hambre y la prisión. Lo cierto es que DIOS obra en medio de esas pruebas, y milagrosamente fortalece y protege a sus hijos y hace que salgan victoriosos.

En el pasaje de hoy leemos: “Busqué al Señor, y Él me oyó, y me libró de todos mis temores.”

¿Acaso DIOS evitó al hombre caer en pruebas? No. Sin embargo DIOS oyó al pobre hombre en su hora de mayor necesidad y lo libró de todas sus angustias. Y por eso DAVID pudo decir en el SALMOS 34:8 «Gustad, y ved que es bueno el Señor; dichoso el hombre que confía en Él.»

En ocasiones DIOS evite que nos sucedan cosas terribles, pero muchas veces el problema en el cual nos encontramos es el medio que el Señor utiliza para manifestarse en nuestras vidas y bendecirnos de manera que lleguemos a conocerlo íntimamente.

  • DIOS pudo haberle evitado a Daniel el foso de los leones [Daniel 6].
  • Pudo haberles evitado la cárcel a Pablo y a Silas [Hechos 16:16-40].
  • Pudo haberles evitado el horno de fuego a los tres jóvenes hebreos [Daniel 3].

Pero ninguno de ellos, ni aquellos que les rodeaban, hubieran conocido el poder y el amor de DIOS obrando en sus vidas.

El Señor nunca ha prometido mantenernos lejos de los lugares difíciles. Lo que Él ha prometido es estar a nuestro lado al atravesar esos lugares difíciles y allí, en medio de ellos, darnos la victoria.

¿ESTÁS EN ESTOS MOMENTOS EN UNA SITUACIÓN DIFÍCIL?

Pon tu confianza en DIOS y Él te ayudará. Él puede usar tu sufrimiento para darte un carácter probado y un mayor crecimiento espiritual.

Si tú pones en Él tu confianza, DIOS te sacará de la prueba en total victoria. Confía en Él porque Él siempre ha sido, es y será absolutamente confiable. El señor Jesús les dijo a sus discípulos: JUAN 16:33 “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”

Esta es la clave de una vida victoriosa, no la ausencia de problemas sino la fe en Quien puede resolver todos los problemas.

Cuenta una Historia que un pequeño niño iba en un avión comercial, el cual piloteaba su padre. Él vuelo se iba desarrollando normalmente; todo estaba muy tranquilo y en calma, cuando de pronto a cierta distancia al frente del avión se divisó un área de tormentas eléctricas a través de las cuales tendrían que pasar. Inmediatamente se encendieron los letreritos indicando a los pasajeros que se pusieran los cinturones de seguridad. Al mismo tiempo una aeromoza recorrió el pasillo para asegurarse de que todos estaban siguiendo las instrucciones. Al llegar al asiento del niño, ella notó que éste estaba dormido y con mucho cariño lo despertó, y le dijo: -“Mi amor, abróchate el cinturón porque vamos a pasar por una zona de mucho peligro”.- El niño la miró y le preguntó: “-¿Es mi papá Él que va manejando el avión?”-. -«Sí»-, le dijo ella. -«Entonces no hay problema»- replicó Él niño, y de nuevo cerró sus ojos.

¿Crees que si se presenta una prueba en tu vida reaccionarías con la misma confianza en tu Padre celestial que este niño tuvo en su papá?

Si no es así, ora pidiendo al Señor que aumente y fortalezca tu fe de manera que seas capaz de obtener la victoria en cualquier situación que se presente, por difícil que esta sea.

Te deseo que tengas un excelente y bendecido día con mucho aprecio y afecto javier.alor@outlook.com

UN FAVOR PUEDES ENVIAR UN COMENTARIO SI ESTA PALABRA FUE DE BENDICIÓN A TU VIDA.

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/643

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.