INCLUYENDO A DIOS EN TODO

INCLUYENDO A DIOS EN TODO

COLOSENSES 3:17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

Por lo regular estamos a acostumbrados hacer PLANES y tomar DECISIONES sin tomar en cuenta a nadie y mucho menos a nuestro Dios.

Los seres humanos a diferencia de otras criaturas enfrentamos cada día el reto de tomar DECISIONES.

Desde el momento en que despertamos hasta que anochece estamos tomando DECISIONES constantemente, decimos voy hacer esto, voy hacer aquello, en fin son muchas cosas.

La mayoría de esas DECISIONES las tomamos para que nos lleven a las metas que nos hemos propuesto.

PLANEAR o fijarse metas es algo que Dios recomienda en su Palabra y lo hace porque El mismo planea y se fija metas.

Echemos un vistazo a este versículo, EJEMPLO ANTES DE CONSTRUIR

LUCAS 14:28-30 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar

El problema nuestro es PLANEAR nuestra vida sin tener en cuenta los planes que Dios ya tiene para nosotros de antemano.

El PLANEAR sin Él, solo alimenta nuestro ego y sirve a nuestras ambiciones personales que al final nos afligen, nos causan dolor y dejan vestigios de miseria.

Esos resultados jamás asoman cuando en nuestros PLANES están los planes de DIOS presentes.

El vivir en sus PLANES nos trae GOZO indescriptible aun en las ocasiones en las que a nuestro juicio no tiene sentido.

ESTOS SON LOS PLANES DE DIOS PARA TÍ

JEREMÍAS 29:11 “Porque yo sé muy bien los PLANES que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de BIENESTAR y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una ESPERANZA.”

Hoy detente, toma un momento y todos tus planes llévalos delante de Dios y el te guiará a que todo te salga bien.

JOSUÉ 1:6-9 »Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados. Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te ordenó. No te apartes de ella para nada; solo así tendrás éxito dondequiera que vayas. Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas.

Te deseo que tengas un excelente y bendecido día con mucho aprecio y afecto javier.alor@outlook.com

UN FAVOR PUEDES ENVIAR UN COMENTARIO SI TE AGRADO.

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/612

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.