LA CULPA

LA CULPA

«Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él». Romanos 3:21-22

LA CULPA reduce tu autoestima y te paraliza, afecta tus relaciones, es un obstáculo para disfrutar de la vida

EL MALESTAR por no haber cumplido alguna de tus expectativas personales puede reducir tu autoestima y paralizarte, afectar tus relaciones y trabajo, impedirte disfrutar de la vida y convertirse en un obstáculo para que obtengas placer.

EL PASADO UN ENEMIGO CRUEL:

  • Marta le fue infiel a su novio y aunque le sirvió para darse cuenta de que lo amaba, no puede perdonarse a sí misma.
  • Luisa sufre porque se siente responsable de la ruptura de su matrimonio, pese a que ambos acordaron terminar la relación.
  • Erika aún recuerda amargamente el día en que se quedó paralizada y fue incapaz de impedir que se accidentara su hija en la bicicleta.
  • Miguel fue infiel y descubierto y nunca jamás se perdonó y termino siendo un alcohólico.

Todas estas personas tienen algo en común: sufren un continuo malestar por cosas que sucedieron hace mucho tiempo, pero que siguen vivas en su interior, sin terminar de asimilarlas ni dejarlas definitivamente en el pasado.

DISFRUTA LA VIDA CON PLACER: La sensación de no haber cumplido nuestras expectativas personales, transgredido normas o desobedecido valores que nos fueron inculcados en la educación familiar, social, moral o religiosa, es una experiencia dolorosa que nos crea conflictos psicológicos.

LA CULPA es un sentimiento útil porque nos permite corregir errores y recuperar la tranquilidad. Sin embargo, si la culpa supera cierto límite, reduce nuestra autoestima, nos amarga, nos provoca angustia y nos paraliza. Culparte a ti mismo de algo también puede afectar a mucha gente, al ser un obstáculo que no te permite disfrutar la vida ni sentir deseo de vivir.

LA OBSESIÓN POR REPARARLO TODO: Los síntomas de la culpa van desde recordar constantemente haber fallado, obsesionarte por reparar el daño causado, hasta pensamientos de cómo podrías haber evitado ese error. Los remordimientos suelen estresarte y afectar tu salud física y psicológica.

Las personas con ansiedad o depresión provocadas por la culpa tienen problemas para poner atención, concentrarse y procesar la información, por esta incapacidad de despojarse de sus remordimientos y eso las hace más propensas a cometer errores.

«Sentir algo de culpa por actuar equivocadamente es bueno porque ofrece la posibilidad de hacer algo para arreglar las cosas y recuperar la tranquilidad, pero sentirse culpable por algún daño hecho a alguien y no poder arreglarlo también crea una profunda pesadumbre».

EL JUEZ INTERIOR: Cuando pasa algo malo y frustrante, hay quienes inmediatamente se culpan a sí mismos de lo que sucedió. Esto se debe a la educación rígida de la familia, escuela o medio social, cargados de normas regidas por el miedo al castigo.

La culpa crea muchas frustraciones porque tenemos una idea irreal de nuestra propia capacidad y de los demás. Según la psicóloga clínica Carmen Díaz Navarro, «las personas que tienden a culparse a sí mismas de todo son demasiado exigentes y viven pendientes del castigo que pueda caerles encima».

Respecto a la culpa que puedas sentir por los demás, plantéate si eres responsable de las vidas ajenas, porque cada quién debe asumir sus responsabilidades. Permitir a las otras personas vivir su vida nos permite vivir la nuestra del mismo modo, con libertad y responsabilidad. Quienes viven a nuestro alrededor van a desarrollarse incluso a pesar de nosotros y sin nuestra ayuda. Uno no tiene toda la responsabilidad en lo que a otros les suceda.

COMBATE EL SENTIMIENTO DE CULPA

  1. DEBE ACEPTAR LA REALIDAD, fallaste, te equivocaste, fuiste infiel, a sume la responsabilidad y pide perdón a los que dañaste y después pide perdón a Dios de todo corazón, y te garantizo él te perdona aun cuando algunas personas que dañaste no te perdonen. Sin embrago Dios Sí.
  • Salmo 32:1-2 «Bienaventurado aquél cuyas transgresiones han sido perdonadas, y cubierto su pecado. Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño»
  • Isaías 43:25 «Yo, Yo soy el que borro tus rebeliones por amor de Mí mismo, y no me acordaré de tus pecados».
  • Salmo 103:12 «Es posible para Dios mirarnos sin ver nuestros pecados porque cuando nos perdonó, Él hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones tan lejos como está el oriente del occidente»
  • 1a de Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad».
  1. ACEPTA LOS CONSEJOS: Tomando en cuenta las observaciones de las personas que más te quieren y así determinarás la verdadera causa de los conflictos, aprenderás de tus fracasos y evitarás mejor no volver a cometer los mismos errores.
  2. IDENTIFICA LOS ERRORES Y SUS CAUSAS. Asume tu responsabilidad si te corresponde y toma medidas para evitar volver a tropezar con la misma piedra.
  • PROVERBIOS 28:13 El que encubre sus transgresiones no tendrá éxito, pero al que [las] confiesa y [las] deja se le mostrará misericordia.»
  1. CULPARTE ES ENCADENARTE a lo que ocurrió en el pasado y esto te lleva a la ansiedad y depresión. Acepta tus errores sin sentirlos como un fracaso definitivo y paralizante, sino como una oportunidad de aprendizaje, de qué cosas están bien y cuáles no.
  • Salmo 20 1-5 Que Dios te escuche en el día de conflicto, el Nombre del Dios de Jacob sea tu baluarte; Te envíe ayuda desde su santuario, y te sostenga desde Sion; Haga memoria de todas tus ofrendas, y acepte tu holocausto; Te dé conforme al deseo de tu corazón, y cumpla todos tus deseos. Nos alegraremos en tu victoria, y alzaremos pendón en Nombre de nuestro Dios; que el Señor conceda todas tus peticiones.

Acércate al Sr. Jesucristo y él te ayudara y podrás decir Todo lo puedo en cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

Que tengas un excelente día javier.alor@outlook.comLA CULPA

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/200

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.