CÓMO HONRAR A LOS PADRES

CÓMO HONRAR A LOS PADRES

 MATEO 15:4-6 Dios dijo: “Honra a tu padre y a tu madre”, y también: “El que maldiga a su padre o a su madre será condenado a muerte”. Ustedes, en cambio, enseñan que un hijo puede decir a su padre o a su madre: “Cualquier ayuda que pudiera darte ya la he dedicado como ofrenda a Dios”. En ese caso, el tal hijo no tiene que honrar a su padre. Así por causa de la tradición anulan ustedes la palabra de Dios

HONRAR A NUESTROS PADRES SIGNIFICA OBEDERCERLES

El quinto mandamiento, la orden de obedecer a los padres es tan antigua como la paternidad.

El apóstol Pablo aconsejó a los “HIJOS” en EFESIOS 6:1 Hijos, OBEDEZCAN en el Señor a sus padres, porque esto es justo

La palabra “OBEDECED” (en griego hupakouo), significa “ESCUCHAR ”.

La palabra OBEDECER viene del latín y significa «SABER ESCUCHAR»

Sí somos atentos y sabemos escuchar, no sólo oír, sino captar, analizar y pensar bien, entonces podremos discernir y tener la libertad de escoger lo que debemos hacer y seguir las instrucciones sin necesidad de palos, regaños o amenazas para obedecer.

Tal pareciera que la obediencia fuera absoluta, el apóstol Pablo escribió COLOSENSES 3:20 |NVI  Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor

EFESIOS 6:1|NVI Hijos, OBEDEZCAN en el SEÑOR a sus padres, porque esto es JUSTO

LA OBEDICIENCIA CONTIENE UNA ACLARACIÓN “EN EL SEÑOR»

La obediencia de los hijos a los padres está limitada a lo que es “EN EL SEÑOR ”

En otras palabras, ningún hijo está en la obligación de obedecer a sus padres cuando lo que se le pide va en contra de lo que Dios, “EL SEÑOR”, nos dice en su Palabra.

En tales circunstancias, vale reconocer que es “Necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (HECHOS 5:29).

Nuestra lealtad a Dios, nuestro Padre celestial, está por encima de nuestra lealtad a los padres terrenales y por encima de cualquier vínculo humano.

LA RAZÓN DE LA OBEDIENCIA «PORQUE ESTO ES JUSTO”

EFESIOS 6:1Hijos, OBEDEZCAN en el SEÑOR a sus padres, porque esto es justo.

Los padres tienen el derecho de mandar a sus hijos, y los hijos la obligación de someterse a la voz de sus padres porque, por ley natural, nosotros tenemos una vida derivada de nuestros padres. Es justo y razonable entonces que les retribuyamos con la obediencia.

LA OBEDIENCIA DE HIJOS A PADRES ES UNA EXPRESIÓN DE EQUIDAD NATURAL.

HONRAR a padre y a madre significa respetarlos.

HONRAR a los “padres” es algo más que seguir instrucciones, es respetarlos a ellos primeramente como personas.

El lenguaje que usamos, los gestos, el trato que les damos cuando fallan y se equivocan, todo debe estar saturado de total respeto. Sencillamente, no debemos ofender a nuestros padres bajo ninguna circunstancia.

Cuando explicó este mandamiento Él Señor Jesús dijo en MATEO 15:4: “Porque Dios mandó diciendo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente”

Esto quiere decir que no darles a los padres el respeto debido es un asunto sumamente delicado.

El sabio Salomon advirtió en PROVERBIOS 20:20: “Al que maldice a su padre o a su madre, se le apagará su lámpara en oscuridad tenebrosa”

Maldecir incluye toda forma de irrespeto: es mentirles, desde denigrarles hasta gritarles. Dios nos pide que nuestra relación con los padres esté regida por el respeto.

Muchos hijos se avergüenzan sus padres  porque tienen una posición económica o por una preparación académica.

El respeto y la honra es cuando los hijos no se ríe de sus padres cuando, por el efecto de los años, ellos han perdido sus destrezas físicas y mentales que se gastaron mientras, muy seguramente, hacían posible una vida mejor para sus hijos.

HONRAR significa cuidarlos y es algo más que portarse bien para que nunca les llegue ningún mal reporte de nuestra conducta.

Él Señor Jesús abordó a los religiosos de sus días quienes, al parecer, les decían a sus padres que la ayuda que ellos les daban era a la vez su ofrenda a Dios  MATEO 15:5 Ustedes, en cambio, enseñan que un hijo puede decir a su padre o a su madre: “Cualquier ayuda que pudiera darte ya la he dedicado como ofrenda a Dios”.

Inmediatamente el señor Jesús les puntualizó que eso era deshonrar a sus padres MATEO 15:6 En ese caso, el tal hijo no tiene que honrar a su padre. Así por causa de la tradición anulan ustedes la palabra de Dios.

Además de tratar con buenas palabras a nuestros padres y de obedecerlos, hace falta ir a lo práctico, al tema de su sostén material, particularmente en su tercera edad.

El apóstol Pablo escribió: 1 TIMOTEO 5:3-4 |NVI Reconoce debidamente a las viudas que de veras están desamparadas. Pero, si una viuda tiene HIJOS o NIETOS, que estos APRENDAN PRIMERO a CUMPLIR sus OBLIGACIONES con su PROPIA FAMILIA y correspondan así a sus PADRES y ABUELOS, porque eso AGRADA a DIOS.

Pablo invoca aquí el argumento de la remuneración para recordarnos a los hijos que nuestros padres ya nos pagaron por adelantado lo que nosotros debemos hacer hoy por ellos.

El Antiguo Testamento nos habla de lo que José hizo con su anciano padre al mandarlo a traer a Egipto para hacerlo “habitar” y darle en “posesión… lo mejor de la tierra” y cuidar de él asegurándole su “pan” (Génesis 47:11, 12).

No olvidemos que la vida da vueltas, y que los que hoy sólo somos hijos, después seremos padres. “El bien que hicieres a tus padres, espéralo de tus hijos”.

Te deseo que tengas un excelente y bendecido día con mucho aprecio y afecto javier.alor@outlook.com

UN FAVOR PUEDES ENVIAR UN COMENTARIO SI ESTA PALABRA FUE DE BENDICIÓN

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/732

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.