ESPARCE TU SEMILLA

ESPARCE TU SEMILLA

MARCOS 4:26-29 Jesús continuó: «El reino de Dios se parece a quien ESPARCE SEMILLA en la tierra. Sin que este sepa cómo, y ya sea que duerma o esté despierto, día y noche brota y crece la SEMILLA. La tierra da FRUTO por sí sola; primero el TALLO, luego la ESPIGA, y después el GRANO lleno en la espiga. Tan pronto como el grano está MADURO, se le mete la hoz, pues ha llegado el tiempo de la COSECHA».

Nunca se habrá hablado tanto de algo tan pequeño como las excelencias del famoso grano de mostaza que el señor Jesús usó como ejemplo para hablar de la fe a sus discípulos.

El evangelista y escritor Marcos para describir la inagotable paciencia del Señor a la hora de explicarle las cosas a sus seguidores: Dice en  MARCOS 4:13  « ¿No entienden esta parábola? —Continuó Jesús—. ¿Cómo podrán, entonces, entender las demás? ».

Es algo así como decir «ACOMODARSE A SU ENTENDER “para que se enteraran de una vez por todas…”

Cuando nuestros  hijos nos pregunta a la hora que tiene que regresar a casa tras salir con los amigos, tu como padres dirás voy a tratar de “acomodarme a su entender” para que asuma que a las 11 de la noche no es muy temprano, sino que es la hora correcta para regresar un chico de su edad y esté de vuelta a casa.

Hablemos lo que significa un grano de fe depositado en el corazón y las consecuencias que tiene en cada uno el dejarlo fructificar.

  • El grano de semilla puede caer en tierra fértil o en piedras.
  • Donde no hay luz y muera.
  • Si caen en lugar donde queda escondido y seco jamás nacerá.
  • Si cae en tierra fértil por pequeña que se cómo el grano mostaza, entonces brotara, crecerá y no sabremos cómo.
  • Pero veremos el resultado, serán los frutos.

Leer el proceso de como una semilla primero se esparce o se siembra, después nace, brota, y crece hasta convertirse en un árbol o planta que da frutos listo para cosecharse, es impresionante.

Pero cuando oímos al señor Jesús mencionar este proceso es hablar de inversiones a plazo fijo con rendimiento futuro, porque sencillamente hay una cosecha.

Quizás suene mal hablar sobre inversiones con rendimiento futuro cuando lo contextualizamos en un entorno económico, pero es la realidad, si no se siembra jamás se cosecha nada.

¿Realmente estamos hablando de rendimiento futuro cuando hablamos de fe?, claro que sí.

Para los incrédulos, los cristianos nos movemos por un interés que no es otro que obtener una recompensa de una vida futura que no conocemos.

Explicación simplista e interesada para aquellos a los que les cuesta aceptar que Dios es alguien más que el creador de nuestro universo porque no entienden que Él vive con nosotros hoy.

  • Vivir pendientes del resultado es complicado.
  • Vivir en la fe es vivir viviendo.
  • Es sentirse mostaza desde que nos sabemos grano.
  • Sentirse fuerte aunque seamos diminutos ante los problemas de nuestro día a día.

Cuando miramos un campo de flores de mostaza en todo su esplendor es fantástico. Lo que eran meses atrás unas insignificantes bolitas negras que había que coger con mucho cuidado ayudados por las yemas de dos dedos, se han convertido en esplendorosas flores de color amarillo que dibujan un precioso paisaje.

Hoy me voy a tomar el mensaje de esta parábola como una inyección de autoestima.

No para creerme que soy importante porque seré flor partiendo de un mísero grano, sino porque cuando haya conseguido brotar tendré en mis manos el poder transmitir el aroma de Cristo con mi presencia.

  • ¿Sabes lo importante que es que puedan oler a Cristo a través de ti?
  • ¿Sabes cuántos granos van a poder brotar con tu sola presencia una vez que Él brote en ti?

No a todos, Dios nos concede ser la flor más alta del sembrado, pero seremos conscientes que por muy pequeño que sea nuestros frutos podremos ser una bendición a los demás, ya que ellos necesitan de Dios y de nosotros.

Van a querer estar Junto a ti, y con el Señor, porque el señor te ha dejado una caja de semillas para que las vayas repartiendo a tu alrededor.

Hemos sido sembrados y nos toca ahora a nosotros sembrar y esparcir nuestras semillas que nuestro Dios ha puesto en nuestro corazón a través de su Espíritu Santo, que es la:

  • Caridad
  • Gozo
  • Paz
  • Misericordia
  • Esperanza
  • Bondad
  • Voluntad
  • Amor
  • Humildad
  • Fortaleza
  • Perdón
  • Vida

Hoy reparte tu semilla de la que más tengas y que menos te cueste esparcir, siembra y cosecharas.

Hazlo como puedas, acomódate al entender de quien te rodea para que les sea fácil entender la Palabra de Dios.

Te deseo que tengas un excelente y bendecido día con mucho aprecio y afecto javier.alor@outlook.com

UN FAVOR PUEDES ENVIAR UN COMENTARIO SI ESTA PALABRA FUE DE BENDICIÓN A TU VIDA

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/587

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.