NUNCA SERÁ UN DON NADIE

 

NUNCA SERÁ UN DON NADIE

PROVERBIOS 22.29 (NVI) ¿Has visto a alguien diligente en su trabajo? Se codeará con reyes, Y NUNCA SERÁ UN DON NADIE.

“El trabajo más productivo es el que sale de las manos de un hombre contento que hace su trabajo con gozo y mucha alegría” Javier Alor

NUNCA SERAS UN DON NADIE. Si fueres diligente en tu trabajo, no serás un Don Nadie. ¡Qué expresión tan fuerte! pensarán algunos, pero es muy cierta. Si no te esfuerzas, si no eres responsable, si no eres efectivo en lo que estás haciendo seguramente lo estás haciendo mal y no podrás llegar los puestos donde Dios quiere posicionar que tu estés posesionado.

¿QUÉ TENEMOS QUE HACER PARA SER UN DON NADIE EN LA VIDA?

LLEGA TARDE Y RETÍRATE PRIMERO. La cantidad de retardo es lo de menos, lo que sí importa es darle a entender a tus compañeros de trabajo que no te interesan en lo más mínimo tu trabajo y que ellos si se hayan esforzado para llegar temprano. Si quieres ser diferente solo debes llegar a la hora y se unos de los últimos en salir y tú vas surgir y transcender en cualquier lugar que te encuentres.

TEN UNA MALA ACTITUD. No te rías, pon la cara de enojado para que nadie te salude. No uses las normas de cortesía. Habla mal del jefe con tus compañeros. Habla mal de tus compañeros con el jefe. Quéjate del sueldo. Quéjate de tus tareas. Quéjate de cualquier cosa. Ayuda a un compañero siempre y cuando recibas un beneficio como recompensa. Puedes medio sonreír únicamente un día antes de tu descanso.

TOMA LOS MATERIALES Y RECURSOS DE LA EMPRESA. Lapiceros, lápices, hojas, y cualquier otra mercancía que puedas llevarte sin que te atrapen. ¿Qué tiene de malo esto? Total, ¿Qué son unas cuantas hojas para esta empresa que tiene millones en utilidades? Imprime documentos personales, saca copias para tu uso personal, utiliza el Internet y haz tus trabajos personales, toma el teléfono para asuntos privados, incluso da el número de contacto de tu oficina como número de contacto de la empresa propia que estas iniciando.

OCUPA EL TIEMPO DE TU JORNADA EN CUALQUIER COSA. Habla por teléfono con tus amigos, con tus padres, con tu vecino, con tu novia, con ese amigo que estudió contigo en la primaria y tenías tiempo sin saber de él. Abre el Facebook, chatea, actualiza tu estado, coloca una foto y juega solitario, ponte a leer cualquier otra cosa que no tenga que ver con el trabajo.

TOMA MAS TIEMPO EN TODO LO QUE HACES. Mientras más te tardes mejor. No pienses en que estás despilfarrando el dinero de la empresa, esa empresa tiene dinero hasta para lanzar hacia arriba. Una tarea que tardes poco en hacerla, utiliza el doble o el triple de tiempo para realizarla. Así tendrás tiempo para justificar tu poca actividad, tu tiempo de comida tomas más tiempo al fin y al cabo todo mundo lo hace y si te llaman la atención busca tu representante sindical para que te defienda porque están pisoteando tus derechos.

INVENTA EXCUSAS. Sobre todo, cuando estés haciendo tu trabajo, échale la culpa la impresora, la computadora, a tu supervisor porque por ellos no has terminado. Cuando llegues tardes culpa al tráfico, a la lluvia, al frio, a tu esposa, a tu marido, en fin, a todo el mundo, pero inventa excusas. Responsabiliza a tu vecino de que no te dejaba dormir bien con música a todo volumen en la noche, especialmente cuando tú fuiste el que no dejaste dormir a tu vecino. Culpa a tus hijos, ya que ellos tienen que llegar temprano a la escuela, aun cuando ellos estén de vacaciones.

MUESTRA INDIFERENCIA. Si la empresa está pasando por alguna dificultad financiera, NO es tu problema. Para eso están los jefes, que lo resuelvan ellos. Pero eso sí, asegúrate de que haya suficiente dinero para que te paguen tu semana o tu catorcena. No vayas hasta que se demuestre que hay dinero. Cuando haya algún problema entre compañeros de trabajo, deja la indiferencia de lado por un momento y comienza a echarle leña al fuego al fin y al cabo donde quiera hay trabajo.

NO CUMPLAS CON TUS FUNCIONES NI CON LOS PROCEDIMIENTOS. Rebélate a usar el uniforme de la empresa, aunque sea obligatorio, si se ponen muy fastidiosos tus jefes y si es necesario busca a tu sindicato e inventa algún malestar para no usar el uniforme o los zapatos, sino inventa que entraron a la casa y te robaron. Si no te da tiempo de cumplir con tus asignaciones, tranquilo, mañana tienes otro día para trabajar. Si es posible, trata de que otro haga la parte de tu trabajo que te corresponda, ah, pero pon la cara de enojado para que no te digan nada.

HAZ ÚNICAMENTE TUS DEBERES. Si por extrañezas de la vida terminaste con todos tus trabajos a tiempo, no se te ocurra ayudar a tus compañeros, o al otro compañero que está enfermo. Si alguno de tus compañeros tiene algún problema, dile que lo sientes mucho, pero tú no eres psicólogo y ya tienes suficientes problemas que resolver con los tuyos. Y si te dan algún trabajo que no es tuyo, protesta y vocifera a tras de tu jefe y diles a todos que es un abusivo, y si es posible quéjate, porque ya no tienes tiempo para revisar tu Facebook en horas de labores o ya no puedes platicar a gusto.

ESTAS SON MIS RECOMENDACIONES QUE LEISTE PARA QUE LO PONGAS EN PRÁCTICA Y TE PUEDAS ENCAMINAR A SER UN DON NADIE

Créeme, Dios no quiere eso, Dios quiere hijos diligentes, que trabajen, que se esfuercen, que ayuden y que den muestras de que Él está gobernando sus vidas.

LA CLAVE PARA SER UN BUEN TRABAJADOR la dijo el Apóstol Pablo en su epístola a los COLOSENSES 3:23 y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres. (RV60)

TODO LO QUE HACEMOS, LO HACEMOS PARA DIOS. Olvidémonos del sueldo, del jefe regañón, del compañero hablador, del ambiente laboral, de las condiciones de trabajo, porque si vamos a pensar en estas cosas lo más probable es que no trabajemos con excelencia, no rindamos lo esperado y no seamos productivos y terminemos como unos del monto.

¿ES PARA DIOS QUE LO HACES? Es por Él y para Él. Todo lo que hacemos es para servirle a Él. Sea pequeña o grande la labor, Dios nos está viendo.

¿CÓMO ESTÁS TRABAJANDO?

En México se emplea mucho el término “ESTAS PALANCA”, cuando tenemos un contacto (un conocido, un familiar, incluso un amigo de un amigo) que puede recomendarnos para entrar a laborar en una empresa o puesto de mayor jerarquía.

NOSOTROS TENEMOS EN DIOS que es nuestra mejor palanca, porque, aunque muchos no lo conocen, Él si los conoce a todos. Él puede hacer lo que nosotros no podemos.

SI COMENZAMOS a TRABAJAR con DILIGENCIA, con ESMERO, con EFECTIVIDAD, con BUEN ÁNIMO, entonces Dios mismo estará ABRIÉNDO UNA PUERTA PARA UN TRABAJO MUCHO MEJOR o un PUESTO DE MAYOR INFLUENCIA. Dios te verá y tu jefe también lo hará.

HAY SITIOS DE EMINENCIA ESPERÁNDONOS. Tanto en el sector público como en el sector privado. Directores de Escuelas, Directores de Clínicas, Rectores de Universidades, Embajadas, Gerentes, Productores de música, Presidentes de diversas instituciones y una gran cantidad de lugares de influencia en la sociedad, donde nuestras buenas decisiones guiadas por Dios podrán bendecir a un mayor número de personas.

Recordemos que hagamos lo que hagamos, Dios es nuestro Jefe. PARA ÉL HACEMOS, LO QUE HACEMOS. Pongámosle EMPEÑO, CARIÑO, RESPONSABILIDAD Y DILIGENCIA a nuestros TRABAJOS, y dentro de muy poco, alguno estará codeándose con personas de autoridad y empresarios que verán tu dedicación y entrega en tu trabajo.

Proverbios 22:29 ¿Has visto a alguien diligente en su trabajo? Se codeará con reyes, y nunca será un Don Nadie.

PROHIBIDO SER UN DON NADIE. SEAMOS DILIGENTES.

Te deseo que tengas un excelente y bendecido día con mucho aprecio y afecto Javier.alor@outlook.com  javier.alor@outlook.com

UN FAVOR PUEDES ENVIAR UN COMENTARIO SI ESTA PALABRA FUE DE BENDICIÓN A TU VIDA

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/584

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.