AFLIGIDO Y EN APUROS

AFLIGIDO Y EN APUROS

Mas yo estoy afligido y necesitado; oh Dios, ven pronto a mí. Tú eres mi socorro y mi libertador; SEÑOR, no te tardes. Salmos 70:5

AFLIGIDO(a): Se define como  pesaroso que implica o muestra abatimiento y tristeza anda con el ánimo afligido, es una persona que siente o muestra abatimiento y tristeza o aflicción.10628281_726297724082848_4778615599769548907_n

El sinónimo de AFLIGIDO(a) es  apenado, pesaroso, dolorido, apesadumbrado, triste, acongojado, amargado, desazonado, cuitado, dolido, consternado, atribulado, abatido, desolado, desconsolado, inconsolable, desesperado, sufriente, mortificado, atormentado, torturado, quebrantado.

Uff, podemos leer que el estar afligido o abatido, es porque estamos pasando por situaciones que no podemos resolver o que tardan es tener una repuesta que ansiosamente estamos esperando.

AUNQUE AFLIGIDO YO Y NECESITADO, JEHOVÁ PENSARÁ EN MÍ (Salmo 40:17): La aflicción hace que nos preocupemos y nos invade una gran tristeza, llegamos a sentir  que a nadie le importamos, pensamos que solo las personas cuando nos necesitan nos buscan y cuando nosotros necesitamos nadie nos tiende la mano, eso nos paga, miles de personas terminan encerradas en sus habitaciones llorando y sumidas en una inmensa soledad y depresión, hoy podemos observar miles de personas caminar por las calles como zombis es decir muertos en vida, sin ilusión, sin metas ni objetivos de vivir, sus sueños están olvidados, pero yo quiero decirte que Dios está PENSANDO EN TI, tanto así que el te dice:Porque así dijo Jehová: ..Yo os VISITARÉ, y DESPERTARÉ sobre vosotros mi buena palabra, para haceros volver a este lugar. Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, PENSAMIENTOS DE PAZ, y NO DE MAL, para daros el fin que esperáis. (Jeremías 29:10-11).

SI TU AFLICCION ES MORAL O FISICO: No importa el tamaño de tu situación, lo profundo del dolor en que te encuentres postrado o el tamaño de tu desilusión, recuerda que Dios es tu libertador, Dios es quien saca del hoyo tu vida. Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; El que rescata del hoyo tu vida (Salmo 103:3-4). Hoy es un buen día para reflexionar y pensar que Dios te puede ayudar y rescatarte y sanarte tu cuerpo y tu alma, solo tienes que creer, y sobre todo el perdona todo y cuando el perdona olvida.

LA IMPACIENCIA PROVOCA DESESPERACIÓN: cuando ya la impaciencia hace su aparición vendrá la desesperación y nuestros pies caminaran en el valle de sombra en este periodo le llamamos el valle de sombra de muerte, porque muchos no pueden superar este valle y terminan quitándose la vida, cuando una persona piensa que no vale, que no sirve, que nadie le ama, que es un estorbo termina en el pozo de la Desesperación y puede terminar en él suicidio, el rey David dijo. Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso. Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. (Salmo 40:1-2), David fue auxiliado por nuestro Dios todopoderoso porque el PACIENTEMENTE espero y no se desesperó se mantuvo confiando en que Dios extendería su mano y que lo ayudaría, esto es Fe, en hebreos 11: 1 dice Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. El rey David cuando supero ese periodo de aflicción Dios le enderezo pasos, y en su boca hubo canticos nuevos, eso quiere decir que nuestra manera de hablar cambia, cuantas veces oímos el que esta afligido todo el día habla de su desgracia o se su pesares, pero cuando tenemos fe en Dios nuestra manera de hablar cambia y aprendemos a esperar en el en su tiempo y él nos termina honrando y poniendo en nuestra boca una nueva manera de hablar.

NO TERMINES ANGUSTIANDO«Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos. 2 Corintios 4:.8-9», Además, esta Palabra nos dice que hay dos grupos de personas: EL PRIMERO son quienes están atribulados, en apuros, perseguidos y derribados, por lo que se sienten angustiados, desesperados, desamparados y destruidos. EL SEGUNDO GRUPO es el de quienes están igualmente en grandes dificultades, pero no se dejan vencer por los mismos sentimientos negativos. Debemos comprender la diferencia entre lo que vivimos y lo que debe movernos para actuar.

LOS HOMBRES DE FE podemos estar atribulados en todo, bajo presión por la vida. Ser hijo de Dios no nos libera de las dificultades en la familia o en el trabajo, pero nuestra fe evita que nos sintamos angustiados, sin paz. La presión no debe quitarnos la confianza en Dios, porque mayor es el que vive en nosotros que en el mundo, y la paz del Señor guarda nuestro corazón y pensamiento. En medio de cualquier dificultad, vuelve tu corazón a Él, quien te dará Su paz que sobrepasa todo entendimiento.

PODRÍAS ESTAR EN APUROS, es decir, sin recursos o endeudado, pero no desesperado sin saber cómo salir del problema. Si tienes fe, sabrás cómo encontrar solución porque Dios te la dará. Incluso en la tentación, Él nos ofrece la salida. ¡No estás atrapado!  Aunque estás en apuros, Dios te rescatará si le permites obrar en tu vida. Puede ser que no veas la solución porque ves que tu problema es muy grande, pero debes despejar tu mente y creer para verla. La mente es como un panal o como una tableta binaria con celdas encendidas o apagadas. Cuando dices: “No puedo”, realmente el mensaje es: “No sé cómo hacerlo”, y con ese mensaje, automáticamente cierras tu mente, la apagas y no encuentras solución. Por el contrario, si dices: “Es posible, solo debo encontrar cómo lograrlo”, enciendes tu mente y te esfuerzas por buscar la solución. Podremos rastrear la salida si creemos que existe. Así que la fe es primera, luego viene la razón y el conocimiento. La desesperación nubla nuestro entendimiento y obstruye nuestra fe. Por eso, no debes dejarte abatir. Cuando pensamos que algo no es posible es porque nos falta fe. Demuéstrale a los problemas que eres tú quien manda con tu poderosa fe en el Señor. Dios nos ha dado el control, solo debemos estar convencidos de ello y actuar.

PODRÍAMOS ESTAR PERSEGUIDOS, lo que significa que huimos o salimos corriendo porque hay hostilidad en nuestra contra. Entonces pensamos: “Me cambio de trabajo, me voy de la casa, salgo del país”. En ese momento, no debemos sentirnos desamparados, es decir, sin ayuda. Moisés y el pueblo de Israel eran perseguidos, pero no estaban desamparados porque Dios les indicó qué hacer para ponerse a salvo. Dios siempre nos ayudará, ya que es Padre amoroso que cuida de nosotros. Él acampa alrededor nuestro como poderoso gigante, y nos ha prometido no desampararnos cuando pasemos por las aguas o por el fuego. No temas porque Jesús dijo que estaría con nosotros, ¡hasta el fin del mundo!

PODRÍAMOS ESTAR DERRIBADOS, por el suelo a causa de un fuerte golpe, pero aunque hayamos caído, no debemos sentirnos destruidos, porque aún tenemos vida, no estamos muertos. Podrás estar “DERRIBADO”, pero no “DESTRUIDO”. La Biblia dice que siete veces cae el justo, ¡pero se levantará! Incluso al caer en pecado, no podemos darnos por vencidos, porque Jesús ya pagó el precio por nuestra nueva vida. No somos libres de ataque, pero sí libres de destrucción.

En conclusión Dios a través de nuestro señor Jesucristo tenemos la bendición de levantarnos aunque estemos afligido el señor piensa en nosotros, solo es cuestión de acércanos a él, él nos dice Clama a mí y yo te responderé Jeremías 33:3, levante de tu aflicción, de tu angustias, de tus pesares Hoy es un buen día para empezar, solo recuerda lo que dice Filipenses 4:13 Todo lo puedo en cristo que me fortalece. Y Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos. 2 Corintios 4:.8-9

Ruego al señor que tengas un excelente día javier.alor@outlook.com

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/131

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.