EL ENTUSIASMO

entuasiasmo
Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ÁNIMO [entusiasmo] PARA TRABAJAR Nehemías. 4:6
Cierto anuncio de empleos decía de la siguiente manera: ¿Te gusta viajar y el mundo del turismo? Puedes ganar mucho dinero trabajando con nosotros y vendiendo paquetes vacacionales a precios realmente bajos. Disfrutarás de importantes descuentos para viajar. Solo se necesita ENTUSIASMO y ganas de cambiar tu vida, disfrutando de los beneficios que te brindamos. Te esperamos.
El padre de la nación americana BENJAMÍN FRANKLIN dijo: «Cada creación de un genio constituye el producto de su entusiasmo». LOU HOLTZ lo expresó así: «Capacidad es lo que me permite hacer algo, motivación es lo que determina lo que hago y el entusiasmo es lo que determina cuán bien lo hago.» Esto significa que el ENTUSIASMO se convierte en un ingrediente clave para alcanzar las metas propuestas.
ENTUSIASMO tiene que ver con actitud. Puedo hacer o no hacer algo, pero lo que marcará la diferencia será mi actitud hacia ello. JIM ZABLOSKI menciona: «las cosas dependen de cómo las enfocamos y ello también tiene una gran influencia sobre los resultados que de ellas obtendremos». EL ENTUSIASMO se convierte en un arma poderosa para conquistar nuestros objetivos más altos. «Nada grande ha sido conquistado alguna vez sin el entusiasmo». RALPH WALDO EMERSON
Un hombre pasaba junto a una construcción y vio a dos albañiles trabajando. A uno de ellos le preguntó, qué está haciendo. Con el ceño fruncido y gruñendo le contestó:
• Pegando ladrillos hasta que me muera o consiga un mejor trabajo!
• Con recelo el hombre caminó hacia el otro albañil y le hizo la misma pregunta, a lo que el trabajador respondió:
• Estoy construyendo la catedral más grande del mundo!.
Los dos estaban haciendo exactamente lo mismo, pero definitivamente lo que hizo la diferencia fue su entusiasmo.
Cuenta la historia de una madre frustrada por sus dos pequeños hijos gemelos extremadamente opuestos. José era un entusiasmado de la vida. Miguel, era el desánimo caminando. José veía en cada nube brillante un gigantesco algodón de azúcar, Miguel en cambio la tormenta que venía. La madre se cansó de buscar la forma de complacer a ambos, porque fuera lo que fuera, a uno agradaba y a otro desagradaba. En el colmo de la desesperación, decidió arrastrar a estos dos gemelos de 4 años a una cita con el psicólogo.
-Bueno- dijo el doctor, aquí lo que hace falta es equilibrio. Si ponemos a Miguel el pesimista rodeado de cosas buenas se convertirá en un optimista.
Si ponemos a José el optimista en una situación mala, podrá ver lo que es el lado malo de las cosas. Así es que siguiendo las recomendaciones del doctor, éste y la madre observaron cómo podían a los gemelos en habitaciones separadas. Al desalentado Miguel lo sentaron en un cuarto lleno de juguetes nuevos, computadoras, juegos y rompecabezas. La madre escuchó atentamente y le oyó decir: yo sé que Tomasito tiene un camión mejor que este. Se puede llamar a esto a una computadora? A lo mejor me corto un dedo con esta caja.
La madre desconcertada fue a la habitación donde estaba el entusiasta José, alegremente sentado sobre una pila de estiércol de caballo de más de un metro de alto. Ya había comenzado a suspirar al pensar lo triste de su hijo sobre el estiércol, cuando José comenzó a revolver afanosamente el estiércol al mismo tiempo que decía: «con todo este estiércol, lo más seguro es que en algún sitio cerca debe haber un caballito!»
Es interesante notar el origen de la palabra. «ENTUSIASMO» proviene de dos raíces: «EN» y «THEOS». Theos viene del griego «DIOS». De «enthusía» se derivó el verbo «enthusiázein» que significa «ESTAR INSPIRADO POR LA DIVINIDAD». Qué tremendo!. Contrario a lo que la gente pueda pensar, el entusiasmo no es una condición con la que se nace, sino una actitud que se puede y se debe adquirir. Muchas ocasiones factores externos afectarán para bien y para mal nuestro nivel de entusiasmo. Reconocer estos agentes nos ayudarán a mantener siempre una actitud entusiasta. Existen cosas que nos robarán entusiasmo y otras que lo levantarán. Veamos algunas.
I. ACTITUDES QUE ME ROBAN EL ENTUSIASMO Nehemías 4:1-3
• Cuando SAMBALAT se enteró de que estábamos reconstruyendo la muralla, se disgustó muchísimo y se burló de los judíos.
• Ante sus compañeros y el ejército de Samaria dijo: ¿Qué están haciendo estos miserables judíos? ¿Creen que se les va a dejar que reconstruyan y que vuelvan a ofrecer sacrificios? ¿Piensan acaso terminar en un solo día? ¿Cómo creen que de esas piedras quemadas, de esos escombros, van a hacer algo nuevo?
• Y Tobías el amonita, que estaba junto a él, añadió: ¡Hasta una zorra, si se sube a ese montón de piedras, lo echa abajo!
Nehemías fue llamado por Dios para liderar la reconstrucción de los muros de Jerusalén después del cautiverio en Babilonia. Nehemías no era un sacerdote, ni profeta, ni levita, ni músico, ni nada. Era un simple, por no decir miserable- cooperó del rey, cuya vida estaba en juego cada vez que probaba la dieta real.
Él toma las riendas del pueblo y emprende una tarea titánica en medio de una fuerte oposición. Pero su éxito fue consecuencia del entusiasmo que inyectó en la vida de quienes trabajaron a su lado. Nehemías enfrentó varias actitudes que quisieron opacar su entusiasmo, entre ellas:
• MIEDO (Nehemías 4:14 No temáis delante de ellos; acordaos del Señor, grande y temible).- puede matar todo entusiasmo. El miedo llega a paralizar a las personas
• LA DESCONFIANZA (Nehemías 6:5-8… No hay tal cosa como dices, sino que de tu corazón tú lo inventas).- Necesitamos confiar en las personas. La desconfianza es campo fértil para la murmuración
• RESENTIMIENTO.- Nehemías no hubiese avanzado si se llenaba de resentimiento contra sus opositores. No permitió que esto le robe su entusiasmo.
• INDIFERENCIA.- ANATOLE FRANCE dijo: «prefiero los errores del entusiasmo a la indiferencia de la sabiduría». René Descartes el famoso filósofo dijo: ser incapaz de entusiasmo es señal de mediocridad.
• LA INSEGURIDAD.- conduce a estar siempre preocupado sobre lo que dirán los demás. Me desenfoca y hace perder el entusiasmo.
• LA ANSIEDAD.- genera duda. Es peligrosa porque torna lo posible en imposible.
II. ¿CÓMO RECUPERO EL ENTUSIASMO?
• LO QUE CUENTA NO ES LO QUE TENGO, sino lo que uso.- debo concentrarme en lo que tengo y no en lo que me falta. Cuando soy consciente de todo lo que dispongo, puedo sacarle en mejor provecho y me sentiré entusiasmado de lograrlo.
• EL ENTUSIASMO EN UNA EXPRESIÓN DEL CORAZÓN.- La Palabra dice que de la abundancia del corazón habla la boca. Siempre debo declarar victoria en las situaciones que enfrento.
• EL ENTUSIASMO SE TRANSMITE.- solo recuerda «nada es tan contagioso como el entusiasmo.» Debemos infectar a otros con nuestro entusiasmo.
• DEBO AMAR LO QUE HAGO.- ESTE ES DE LOS MÁS IMPORTANTES. Normalmente hacemos aquello que amamos o nos gusta, pero el panorama cambia cuando sazonamos con amor todo lo que hacemos.
III. CONCLUSIÓN
¿Cómo terminó la obra gigantesca de reconstrucción emprendida por Nehemías? Nehemías 6: 15-16
• La muralla se terminó el día veinticinco del mes de elul. Su reconstrucción había durado cincuenta y dos días.
• Cuando todos nuestros enemigos se enteraron de esto, las naciones vecinas se sintieron humilladas, pues reconocieron que ese trabajo se había hecho con la ayuda de nuestro Dios.
Pero lo interesante es ver la manera como comenzaron la edificación de los muros. A pesar de la oposición y situaciones adversas, el entusiasmo fue determinante para alcanzar la meta con éxito y en tiempo récord. Su entusiasmo fue testimonio delante de otros, de que Jehová respaldaba su trabajo.
Nehemías 4:6 Continuamos con la reconstrucción y levantamos la muralla hasta media altura, pues el pueblo trabajó con entusiasmo.
Que tengas un excelente día

Enlace permanente a este artículo: https://iglesiacasadebendicionmx.com/archivos/220

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.